ENTRÓ DINERO EXTRA ¿PAGO DEUDAS O LO GUARDO?

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

De vez en cuando nos llega un dinero complementario, como un bono. Si tenemos deudas posiblemente nos entre la duda de qué hacer con él. Ahorrarlo es una gran posibilidad, pero pagar lo que debemos es posible que sea también una excelente idea.
Tener un dinero ahorrado nos da una cierta tranquilidad porque podemos enfrentar posibles emergencias. Tener menos deudas nos ayuda contra el estrés. Pero el análisis que les hago a mis asesorados o participantes en las conferencias y seminarios es el siguiente, que depende de diversas situaciones.
Para el que tiene deudas de negocios: Si los intereses que paga son menores que el porcentaje de ganancia que tiene en su negocio, lo mejor es poner el dinero a producir y seguir pagando las deudas poco a poco. Si los intereses que está pagando son muy altos y su negocio no necesita más capital, lo mejor es comenzar a pagar las deudas de manera más acelerada.
-Para el que tiene deudas de inmuebles: Mientras más rápido las pague mejor. Lo que pagamos de intereses es más alto mientras más tiempo falta por pagar. No tenemos que erogar todo lo que recibimos, pero recomiendo utilizar una parte de los ingresos extras cada vez que lleguen. No para bajar el monto de la cuota, lo importante es que disminuyamos considerablemente el tiempo de nuestro préstamo. Multiplique los meses que dejará de pagar por la cuota que tiene y tendrá una idea aproximada de cuánto se ahorrará.
-Para el que tiene deudas de consumo: Si  no necesita el dinero para ponerlo a producir más de lo que le cobran de intereses, es recomendable tomar todo el dinero y pagar parte de la deuda. El gran inconveniente de las personas que construyen deudas de consumo es que, por lo general, no tienen hábito de ahorro y tampoco tienen paciencia para esperar el momento oportuno para hacer sus compras. Este comportamiento los lleva a utilizar cualquier dinero extra en comprar bienes o servicios que no cubren necesidades prioritarias… el resultado de no pagar las deudas con el dinero extra por pensar que lo ahorrarán será más compras por decisiones emocionales y no racionales.
Un factor importante a tomar en cuenta lo constituyen las oficinas de información de crédito. Nuestra imagen crediticia es determinante para tomar la mejor decisión. Cuando pensamos en el peligro de una emergencia económica nos preocupa no poder hacerle frente. Pero no es tan difícil afrontarla si una institución financiera está dispuesta a prestarnos dinero. Lo cual sucede si mantenemos una imagen que nos represente.
No tener ahorros para las emergencias eventuales es una buena decisión sólo si utiliza el dinero para salir rápidamente de las deudas… no si lo usa para gustos superfluos. Salir de las deudas es primordial para unas finanzas sanas.
Las deudas pueden ser un gran camino para lograr cosas o salir de situaciones que no podemos prever, pero lo más importante, como explico en mi libro Arco Iris Financiero, es salir de ellas a la brevedad y adelantarse a lo que vamos a necesitar, haciendo un ahorro programado que convertiremos en nuestro capital y caminando paso a paso hacia la libertad financiera.
FRASE DE LA SEMANA
“Cuando no pagamos deudas, pagamos más y vivimos con menos.”
Diego A. Sosa

Coach, Consultor, Conferencista y Escritor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *