“ESTÁS EQUIVOCADO”

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Hace unas horas tuve una conversación donde osé expresar mi opinión sobre un tema en que estaba en desacuerdo con los demás. Era el único que no tenía la nacionalidad de los demás y era mi forma de ver una actuación del conglomerado.

“Estás errado en tu forma de pensar”, me dijo en varias ocasiones uno de los presentes. Pero… no les digo que ellos están equivocados, sólo que pienso diferente.

Pensar que los demás están equivocados es una forma de tratar de ganar una discusión. No creo que siempre las discusiones tienen ganadores. Cuando se trata de formas de pensar diferentes cada uno está en su derecho. Puede ser que alguien termine convenciéndose de lo que el otro dice, pero puede ser que no. No siempre existen soluciones únicas para una situación. Se puede llegar al mismo fin tomando caminos diferentes. Y podemos llegar a lugares diferentes, porque queremos ir a lugares diferentes.

Una cantidad enorme de frases demuestran que pensamos nocivamente y dicen más de cómo pensamos de lo que creemos decir. “Es un incompetente”. Decir esto es demostrar que pensamos superficialmente en la situación. Al preguntarnos: ¿Por qué pensamos que es un incompetente? Quizá obtengamos la respuesta a nuestra real preocupación. Tal vez es que la persona no está cumpliendo con lo que esperamos de ella. Entonces podemos partir para una solución, que sería: ¿Lo podemos capacitar? ¿Esperamos más de lo que puede dar? ¿Hay alguna forma de hacerlo que cumpla con las expectativas del puesto? O quizá tengamos que deshacernos de la persona… pero sólo después de saber por qué no cumple con los resultados que esperamos.

La mentalidad de querer ganar no nos permite un diálogo abierto, nos hace querer imponernos y nos limita la posibilidad de aprender de otras opiniones. Pensar que otro está mal es un simple juicio de valor y nos descalifica para seguir una discusión. “No tengo la misma opinión”, sería una frase para abrir un diálogo sin el deseo de ganar. ¿Qué es ganar? ¿Qué gano con ganar? Simplemente orgullo, y creo que no sirve siquiera para tener una autoestima sana, porque muchas veces uno se basa en que haya un derrotado y no el simple hecho de sentir que tenemos habilidades para algo en específico.

En la mayoría de las discusiones hay un perdedor… y también una gran perdedora… la relación. No importa cómo termine la discusión, la próxima vez no será igual. La relación se va deteriorando en varios sentidos. Conozco personas que nunca pierden una discusión… son los sabelotodo y no hay forma de que acepten una opinión diferente. Si no escuchan alternativas: ¿Cree que podrán aprender a la misma velocidad que los que se abren a opciones? Le dejo la respuesta a su deliberación. Y le incentivo a que dialogue más de lo que discuta… la comunicación es una bella parte de las relaciones; si la usamos al máximo seguro seremos más felices.

Más sobre este tema en mi libro:

– Mi Binomio

FRASE DE LA SEMANA

“Tener la razón es igual que estar equivocado; sólo que depende del lado que uno esté parado.”
Diego Sosa
Consultor, Coach, Escritor y Conferencista



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *