¿EXISTEN EL PASADO EL PRESENTE Y EL FUTURO?

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Tengo un amigo que una vez me dijo que el presente no existe porque cuando piensas hacer algo, está en el futuro y cuando lo realizas, está en el pasado. Decía que el presente es demasiado corto por lo que tiende a no existir. Por otro lado, escuché hace unos días otra teoría; decía que sólo el presente existe, porque lo que hicimos estaba en el presente cuando lo realizamos y lo que haremos será en el presente que lo estaremos realizando.
La verdad es que la pregunta que planteo en el título es filosófica y, por lo tanto, una gran cantidad de teorías pueden surgir y no existirán verdades absolutas al respecto. Lo interesante es dónde nos puede llevar el vivir bajo una filosofía u otra.
Por lo regular, las personas toman una filosofía sin darse cuenta y viven su vida de acuerdo a ella. Algunos se quejan de la vida ahora, otros más tarde, ¿y los que no se quejarán nunca? Esos viven una filosofía de vida muy provechosa.
Los que se aferran al pasado: No viven el presente y, en el peor de los casos, ni siquiera están construyendo el futuro. Algunos de ellos consideran que antes era mejor, otros no se desclavan de los malos tiempos que vivieron. El factor común es que no disfrutan lo que han logrado y no se dan cuenta que lo que tienen es producto de su comportamiento anterior. Consideran que la culpa siempre es de otros y, por lo tanto, nunca tomarán el poder para cambiar lo que viene. Lo que están viviendo sólo les servirá para comenzar a vivirlo con amargura cuando quede en el pasado.
Los que sólo viven el presente: Personas que se divierten y no se aferran al pasado ni construyen el futuro. Actúan bajo el lema “vive cada día como si fuera el último de tu vida”. Por lo general, cada día es felicidad… por lo menos, aparenta serlo. El problema es que el futuro llega demasiado rápido y los atropella. De un momento a otro se dan cuenta que no han hecho las reservas para ese futuro y tendrán que comenzar a vivir de los buenos recuerdos del pasado. Le echarán la culpa a los gobiernos, a los jefes, a los amigos, a los parientes… a todo el que ellos consideren que no hizo nada para crearles el futuro en que vivirán. Y no tiene que esperar llegar a los 65 años para aparecer el futuro, puede ser que sea simplemente que perdió el trabajo, un accidente o una enfermedad.
Los que viven sólo en el futuro: Hacen previsiones, piensan que la vida puede ser dura más adelante y no le dan mucho calor a su presente. Sólo construyen y construyen con mucha tensión. Muchos los llaman miserables, pero cuando les llega el futuro están muy confortables y, si han medido bien, podrán comenzar a vivir de las gallinas que han comprado, las que le pondrán huevos que serán sus entradas fijas sin tener que trabajar… como explico y motivo a hacer en mi libro Arco Iris Financiero.
Los que viven el futuro por adelantado: Como la vida es ahora comienzan a tomar prestado, o sea, a disfrutar con dinero de otros. Les llega la hora de pagar y en ese momento el poder adquisitivo del presente queda en el pasado.
Los que viven en todos los tiempos: Considero lo más equilibrado y productivo. Los recuerdos agradables del pasado sirven para volver a vivir lo bueno y los malos para no volver a cometer errores; vivir el presente a su medida, o sea, al 85% de lo que se puede vivir; y con el 15% construyen el futuro sin hacer sacrificios, sino inversiones.
FRASE DE LA SEMANA
“Recordar el pasado con felicidad, vivir el presente y construir el futuro… ése es mi principal dogma de vida.”
Diego A. Sosa

Escritor, Coach, Conferencista y Consultor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *