HAY QUE SABER DE INTERESES

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Hay conocimientos que nos pueden ayudar a ser libres financieramente. El monto de los intereses es uno de ellos y es primordial para llegar a nuestro objetivo. Hay personas que ahorran y dejan su dinero devaluarse en una cuenta, otros mantienen un alto monto en una cuenta corriente, algunos compran instrumentos financieros de bajo rendimiento, etc.
Para cada tipo de inversionista existe un tipo de inversión. Hoy me referiré a los instrumentos financieros con intereses fijos. Otros tipos de inversiones los puede encontrar por extenso en mi libro Arco Iris Financiero.
Personas con planes de largo plazo: Existen inversiones que retribuyen más si los plazos son largos: Los bonos de gobiernos tienden a ser a muchos años y sus rendimientos son también mayores. En la mayoría de los países no hay que temerle a los bonos del mismo país ya que si el estado se declara en cesación de pago será muy difícil que algún banco del país pueda hacer frente a sus obligaciones; También hay empresas que suelen colocar bonos en los mercados y son de mediano plazo. Lo importante es conocer la empresa e investigar si el proyecto para el que están tomando el dinero tiene lógica. Si no puede hacer este tipo de análisis es mejor no arriesgarse demasiado. Algo a tener en cuenta para este tipo de inversionistas es que los ingresos por intereses deben ir a una cuenta que los ponga a producir. Muchas inversiones de las mencionadas no permiten reinvertir los intereses generados. No ponga el dinero en una cuenta en la que lo termine consumiendo. La idea es reunirlo y tan pronto como sea posible ponerlo a producir.
Personas que viven de los intereses: O sea, son ingresos pasivos que le ayudan a cubrir su presupuesto. Puede entrar en los instrumentos del renglón anterior. Con mucho cuidado de no arriesgar. El capital que tiene es primordial para su subsistencia, no se puede correr riesgo no controlado. Una alta tasa ofrecida por una empresa que no conocemos no es una inversión inteligente. Proyectos extraños como factoring y otros son muchas veces lengua extranjera y debemos evitarlos. También están los Certificados Financieros que son ofrecidos por las instituciones financieras y ofrecen un buen rendimiento con un riesgo extremadamente bajo, por no decir cero.
Personas que negocian o que necesitan el dinero y no saben cuándo: Hay instituciones que ofrecen certificados sin plazo fijo de vencimiento ni mínimo. Para tener el dinero estacionado en una cuenta bancaria yo recomiendo convertirlo en certificados de este tipo. Cada día de rendimiento es importante y si no le penalizan por sacarlo cuando lo necesite entonces es ideal ponerlo a producir.
Personas que disponen de tiempo y tienen interés en el mercado financiero: Las tasas cambian mucho y hay que estar pendiente de lo que están ofreciendo las instituciones financieras. Los que tienen tiempo o manejan grandes inversiones deben estar al tanto de lo que está pasando. Comprar inversiones por un tiempo limitado y apostar a que subirá, o comprarlo a mediano plazo pensando que bajará lleva un seguimiento pero la mayoría de las veces vale la pena. Para montos menores los rendimientos no hacen que valga el tiempo que hay que invertir.
En conclusión: El dinero debe estar produciendo el máximo posible en el tiempo. No es lo mismo el rendimiento a veinte años al 4% que al 10%.

FRASE DE LA SEMANA

“El dinero que no se invierte es como el árbol que no se abona; siempre podrá dar mejores frutos.”
Diego A. Sosa
Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *