¿PROBLEMAS SIN SOLUCIONES?

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Lo peor de un problema en no buscar la solución. Es que algunos problemas no tendrán solución, pero la gran mayoría sí. Lo malo es concentrarse en el problema y no en la solución.
Nos reunimos debido a la existencia de un problema y comenzamos dándole la oportunidad de hablar a cada miembro involucrado. Cada uno utiliza su turno para quitar el estiércol de su circunscripción, y si es posible colocarlo en la de otro involucrado. Si alguien no está en la reunión, ese llevará la mayor cantidad de desperdicio, y posiblemente perderá la batalla por no poder defenderse.
Reuniones de trabajo, de familias, de vecinos, de amigos, de parejas, etc. Todas son muy parecidas.
El momento de resolver el problema llega después que todos se han puesto de acuerdo en quién es el culpable de la situación… ya tenemos el responsable. ¿Todos felices? No lo creo, aún no hay soluciones; si un cliente espera, está incómodo; si la relación de pareja estaba mala, ahora está peor, si el ambiente de trabajo era malo, acaba de caer una bomba atómica…
Si existe un problema, existen perjudicados. Lo importante es concentrarse en ellos para sacarlos del momento de desventaja por el que pasan. Si es necesario, le podríamos preguntar qué solución se imaginan conveniente.
· Atacar el problema significa concentrarse en la solución.
· Sepa cuáles son los efectos de seguir en la condición que está.
· Cerciórese del tiempo que tiene para resolver el problema.
· Busque cuál es el objetivo y concéntrese en cubrirlo. Si dos bandos quieren algo, puede estar seguro que sus objetivos son diferentes… consiga la necesidad real. Sólo entonces podrá trabajar una solución a esas necesidades.
· Evalúe las alternativas de solución, valorando las consecuencias.
· Llame a la creatividad. La solución puede dejar a todas las partes con sus necesidades cubiertas.
· Cada vez que piense en el pasado, sepa que puede estar perdiendo tiempo. La solución se encuentra en el futuro.
· Si no tiene solución, hágalo saber y concéntrese en que no vuelva a suceder

En fin, el mayor problema no debe ser la solución.

Nos vemos la próxima semana

© Ing. Diego A. Sosa. Escritor, Conferencista, Consultor, Coach y Facilitador de Empresas y Profesionales. Owner Mercurio Entrenamiento y Consultorías S. A.

e-mail: Diego@DiegoSosa.info
WEB: www.DiegoSosa.info

FRASE DE LA SEMANA
“Si no busco la solución a un problema, nunca la encontraré”.
Diego Sosa (1966 – ···)
Escritor Dominicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *