INVERSIONES COMO VISIÓN DE FUTURO

Diego SosaArco Iris Financiero, diario libre, diego, diego sosa, dinero, FQ (Inteligencia Financiera), Inversión, Revista Estilos, sosa0 Comments

Las inversiones no aparecen de la nada, necesitamos capital para tener acceso al mercado de capitales. No es cierto que es sólo para ricos, para iniciar se necesita relativamente poco.
En otros escritos, audios y videos me he referido a la necesidad de formar un capital para poder tener logros financieros. Ya sea la creación de una empresa, llevar a cabo una idea o simplemente crear capital para disfrutar de libertad financiera. Todo inicia con el ahorro, no con la suerte ni con ganar más… simplemente es una cultura de gastar menos de lo que recibimos para guardar la parte que convertiremos en capital.
Viendo una encuesta reciente sobre el destino del ahorro me doy cuenta de la necesidad de tener dos palabras para la acción de guardar dinero. Hay personas que ahorran para un fondo de emergencia, para comprar un bien o servicio, para gastos determinados (como educación), etc. Otros piensan en su retiro, o sea, en su libertad financiera. Y algunos ahorran sin un destino específico.
Diría que necesitamos una palabra para el ahorro preventivo, que es el que se guarda ahora para erogar más adelante, y otra para el ahorro de creación de capital. Todos son ahorro según nuestra lengua, pero la consecuencia de cada uno es diferente. Quizá hace muchos años no existía una gran diferencia, hoy sí.
Para invertir hace falta ahorro. El que es para comprar algo a mediano plazo y el que destinaremos a la creación de capital.
La inversión de estos ahorros será diferente. El dinero que vamos a necesitar en un tiempo medianamente determinado no lo podremos invertir a largo plazo, o sea, las opciones se nos reducen. Mientras que el dinero que tendrá el fin de darnos una vida en libertad financiera, podemos ponerlo a rendir mucho más.
Existe el mercado de valores. Junto con las administradoras de fondos de pensiones son las inversiones seguras que mayor rendimiento logran. El mercado de valores de la Rep. Dominicana es relativamente simple, salvo unas variables a tomar en cuenta, que dicho sea de paso no influyen de manera importante en el resultado final.
Las empresas y los gobiernos necesitan dinero para nuevas operaciones, lo buscan prestado para poder tener mayor capacidad de inversión. Tomarlo en el banco tiene un precio, ir a buscarlo directamente de los que guardan su dinero para ganarle a su capital resulta más económico. Ambos participantes se reúnen en el mercado de valores y logran una negociación intermedia, se le paga menos que al banco y el dueño del dinero gana más que en el banco.
El riesgo de que el tomador del dinero no lo devuelva se minimiza con ciertos mecanismos que utiliza el órgano regulador. Existen agencias de rating. Por otro lado, está el sentido común. Si usted no conoce la empresa y el proyecto aparenta muy riesgoso, le recomendaría una inversión de menor rendimiento, pero más segura. El gobierno tiende a cumplir con sus obligaciones, de no hacerlo no importará dónde haya invertido, todo colapsará.
Se puede invertir también en dólares. Muchos títulos es posible revenderlos, los mecanismos son diferentes, pero lo ideal es que entre en inversiones adecuadas al tiempo y el riesgo que puede y desea, como enseño en mi libro Arco Iris Financiero.
AVISO:
Estaré en el país para la II Feria de Educación Financiera. Mi conferencia es el sábado 25 de abril en la tarde en Sambil. Más informaciones en www.AulaHispana.com o sigan mis publicaciones en las redes. Los espero.
FRASE DE LA SEMANA
“Si quiero ser libre debo trabajar y enfocarme en eso.”
Diego A. Sosa

Escritor, Consultor, Coach y Conferencista

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *