CARISMA ¿HABILIDAD O DON?

Diego SosaUncategorized2 Comments

Tener carisma es algo que muchas personas desean… principalmente en un mundo que se está moviendo a base de equipos, o sea que los líderes juegan un papel preponderante en las empresas, en las sociedades, en las familias, y hasta en el individuo mismo.
La cuestión es saber porqué algunos personajes tiene carisma y otros no. Siempre se habla de que tal o cual persona tiene carisma… pero ¿será que nació con eso? ¿Será que es un don divino? Creo que lo mejor es irnos a los fundamentos, para saber así qué es el carisma y salir un poco del mito que rodea el tema.
El “Carisma” no es más que una habilidad de influir y atraer a las personas… eso es lo principal, ya que el resto se deriva de lo que la persona carismática hace con esa habilidad. O sea, una persona puede motivar a los demás después de haberlos atraído con ese “carisma”. También puede hacer cosas malas con ese poder de influenciar que tiene.
La cualidad magnética que se le atribuye a las personas carismáticas, viene dada por una atracción de personalidad y/o de apariencia. Ellos atraen, pero no por un poder sobrenatural ni divino, de lo contrario Hitler y Jim Jones no hubiesen sido tocados con este don.
La realidad es que las personas que gozan de este poder de atracción, lo desarrollan con el pasar del tiempo, dándose cuenta de lo qué los otros quieren escuchar y poniendo sus emociones al servicio de su objetivo.
El que es carismático, por lo regular, siente las emociones de manera más intensa y las induce en los demás, además de no dejarse influenciar por las emociones de los otros. Ahora bien, no me parece que esta frase que acabo de expresar sea característica de personas que nazcan con ello y que una persona ordinaria no la pueda desarrollar en el transcurso de su vida.
Si usted quiere tener carisma, no tenga miedo, aprenda de los que saben. Yo le daré algunas características que hacen que nos sintamos atraídos por esas personas que pensamos privilegiadas en lo que se refiere a la atracción.
· Luzca bien, limpio y saludable.
· Muestre su alta autoestima.
· Su lenguaje de cuerpo tiene que ser positivo; manos abiertas con las palmas hacia arriba, nunca llevarse la mano a la cara cuando está hablando, ni mucho menos esconderlas, mantenga la cabeza en alto y no esté corvado.
· Sea novedoso, no crea sólo por creer. Su discurso tiene que llevar a la reflexión y no repetir lo que los otros dicen, en ocasiones usted hasta tendrá que ser controversial.
· Aprenda retórica para poder ser más elocuente y comunicativo. Su discurso tiene que ser fluido, enérgico y articulado. El receptor tiene que interesarse en lo que usted está diciendo. Recuerde que sólo dirá algo cuando tenga algo que decir, de lo contrario su discurso pierde fortaleza.
· Salude cuando llega a un lugar, aunque no conozca a nadie… hágalo con decisión y sin temores; sea usted mismo.
· Dele valor a su ego… si usted no se convence de lo que usted es, nadie le creerá. Pero sin llegar a ser egoísta.
· Póngale atención a lo que otros dicen, dele el valor que ellos tienen y muéstrele lo importante que son. Mantenga la mirada en la persona que está hablando y muéstrele que lo está escuchando activamente. Inclínese hacia delante y asienta con la cabeza… el emisor sabrá que usted le está poniendo atención.
· Esté entusiasmado con lo que hace y lo que dice, sólo así podrá pasar el entusiasmo que mueve a las personas a seguir a los líderes carismáticos.

Se puede decir mucho, pero la realidad es que pocos se sientan a desarrollar estas habilidades, es por eso que apreciamos tanto a los que estudian cómo influenciar en los demás. El “carisma” no es algo que traemos de fábrica, mire cómo la mayoría de los políticos en sus inicios no tienen esa habilidad, pero en la cumbre de su carrera la utilizan al máximo. Y la gran mayoría de los que llegan al poder, terminan perdiendo su carisma, ya que sus hechos hablan más que sus promesas.
A más tardar hasta la siguiente entrega.

© Ing. Diego A. Sosa. Escritor, Consultor, Coach y Facilitador de Empresas y Profesionales a nivel Internacional. CEO Mercurio Entrenamiento y Consultorías S. A.
e-mail: Diego@DiegoSosa.info WEB: https://www.diegososa.info/

FRASE DE LA SEMANA

“Construye tu carisma con hechos para que tengas un liderazgo sólido.”
Diego A. Sosa (1966- )

2 Comments on “CARISMA ¿HABILIDAD O DON?”

  1. el peligro de la gente carismática
    es que usan ese poder, para provecho propio, a veces en perjuicio de los demás.
    El carismático muchas veces no acepta los demás criterios. Y quiere que las cosas se hagan cómo ellos creen.
    Pero es muy bueno tener carisma, cuidandonos de no caer en la arrogancia.

  2. Así es; el carisma es comoun martillo, lo puedes usar para construir una casa, o para matar a alguien. Lo importante es quién está detrás del mismo.
    Diego Sosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *