Es momento de alegrar el pasado

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Un día una amiga me contaba que no quería volver a vivir sus años de infancia. Me extrañó mucho ya que visita su pueblo con mucho cariño, cuenta de bellos momentos y no se nota rechazo a ese pasado. “No es que me arrepienta, solo que hubiese preferido otra vida”. Me expresó para hacerme entender la situación.

Muchas personas se empeñan en cambiar su pasado, como si se pudiera. Especulan como hubiese sido de haber tenido otras oportunidades, los padres otros ingresos, haber vivido en otro país, etc.

Lo malo es que dejan de lado lo que hoy son, que tampoco lo pueden cambiar… preciso; podemos influenciar en lo que seremos, lo que somos es ya un hecho.

“Mientras más feliz sea tu presente más feliz será tu pasado”, le dije a mi amiga. Me puso cara de no entender mi raro planteamiento. “Soy feliz” me encaró: “Tengo una bella familia, mis padres son maravillosos y mis hermanos son lo mejor que me ha tocado”.

El pasado nos forja, para bien o para mal. El presente es la suma de lo que hemos vivido, lo que ya construimos y la base sobre la que construiremos el futuro.

Lo complejo es concentrarse en lo malo del presente para aborrecer el pasado. Lo que no nos gusta del hoy debe ser el motor para cambiar un porvenir y no dejarlo que llegue por pura suerte… nos debe servir para construir el futuro en que queremos estar, en el que deseamos vivir.

En ocasiones no nos planteamos ese futuro y terminamos colocando la vela para que tome el viento desde el lado que venga. No nos damos cuenta que la dirección del bote no la da el viento, sino el timón.

Si nos concentramos en lo bueno del presente podremos alegrarnos del gran pasado que tuvimos. Tomaremos los hechos que forjaron nuestro hoy y estaremos en el mejor camino de construir un porvenir armonioso y feliz, como enseño por extenso en mi libro ¡Alcanza la cumbre! Un relato de mi experiencia de subir al Pico Duarte, donde cada paso me enseñó que la vida es como esa caminata, se construye con pasos firmes y disfrutando el camino andado.

¿Se atreve a sacar un punto positivo de su presente y reconstruir lo bueno del pasado que lo llevó ser como es?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *