INMUEBLES PARA PRODUCIR DINERO

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

INMUEBLES PARA PRODUCIR DINERO

Tener un bien que nos genere dinero sin necesidad de trabajar es una excelente opción de ingresos para el retiro. Mientras más temprano iniciamos, más rápido seremos libres financieramente. ¿Quiere saber cómo puede multiplicar por siete su capital?

Comprar un bien que no pierda valor y que además nos ponga dinero en el bolsillo es lo que llamo una gran inversión. Pero no todo es color de rosas, debemos tener cuidado para no tener pérdidas o sorpresas desagradables.

El Financiamiento: Necesitaremos un capital inicial. Dependiendo del nivel de los intereses, debe estar entre el 25 y el 50% del valor total. La cuota resultante no debe pasar el 90% del alquiler esperado. El diez por ciento restante debe ir a una cuenta especial… dinero que se utilizará para contingencias (reparaciones, pérdidas del inquilino, etc.). Cuando las tasas están bajas y el préstamo no tiene una tasa fija, debemos pensar que la tasa puede subir, lo ideal es no tomar una mensualidad muy ajustada al monto del alquiler, dejando un monto para posibles aumentos de la cuota del banco.

Precio: No debemos tomar la primera opción sin analizar otras. Lo ideal es ver por lo menos diez posibilidades antes de decidirse. Si conseguimos un inmueble de oportunidad sería lo mejor. No se ponga plazos… la prisa es enemiga del buen negocio. Debe pensar también en comprar un bien que no pierda valor en el tiempo, ya sea por su condición, o por su ubicación. El negocio se hace al comprar… por lo que es importante lograr un precio reducido.

Ubicación: Un inmueble de alquiler debe estar en un lugar de fácil renta. Inmuebles pequeños son estratégicos para familias nuevas o para estudiantes. Deben estar cerca de buenos medios de transporte o de centros de estudios.

Antigüedad: El mantenimiento de la propiedad juega un papel primordial. Reparaciones frecuentes pueden tragarse la reserva y el flujo de caja generado puede verse afectado. Busque informaciones sobre el constructor. Si ya tiene un tiempo de construído indague sobre los problemas con los demás vecinos. Todo esto antes de comprar, claro está.

Inquilinos: Si consigue personas que no piensen vivir por siempre en su inmueble tendrá una gran ganancia. Por ejemplo, familias jóvenes que necesitarán más espacio al nacer o crecer los hijos. Extranjeros con contratos temporales. Nunca alquile sin tener información de los burós de crédito. La depuración representa gran parte del éxito.

Contrato de Alquiler: La selección es vital, pero un buen contrato es indispensable. No confíe en la buena fe. Prepárese para los malos momentos. Buenas cláusulas de cancelación y un alquiler indexado son la clave. Podría pensar también en un contrato en moneda dura.

La Ecuación: Con un capital de 40% del valor del inmueble usted puede tener en 15 años una vivienda libre de deudas. El valor se debe haber triplicado en ese período. O sea, si cuesta 100, usted paga 40 y al final tiene 300. Multiplicó por 7.5 su capital en sólo 15 años.

No existen fórmulas mágicas, ni todo saldrá a la perfección. Si tiene un buen banquero, un abogado competente en el área y un buen agente inmobiliario, el negocio puede salir perfecto.

FRASE DE LA SEMANA
“El dinero no te hará libre financieramente, la inversión que hagas sí.”
Diego Sosa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *