LAS DECISIONES A LARGO PLAZO SE TOMAN HOY

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Vivir o sobrevivir cuando lleguemos a la edad de retiro dependerá de algunas decisiones que tomemos hoy. La forma de actuar con respecto al dinero nos podrá dar años de felicidad o podremos pasar a ser una carga para nuestros hijos y vivir con grandes frustraciones… la decisión hay que tomarla hoy.
Abraham Maslow encontró que los humanos tendemos a cubrir nuestras necesidades escalonadamente, damos jerarquías sin darnos cuenta ya que todo ocurre en nuestro subconsciente. En lo más alto de su pirámide están las necesidades de autorrealización, si logramos cubrir las anteriores cuatro jerarquías haremos lo indecible por sentir ésta cubierta, con la agravante de que nunca se puede satisfacer por completo.
Sentirnos autorrealizados es muy complejo, puede acontecer con un buen empleo o con la compra de un bien que siempre soñamos. Una vez pasa la euforia de la adquisición, la necesidad puede convertirse en una droga; necesitamos más para lograr mantenernos en ese nivel. Muchas personas con grandes riquezas no paran de trabajar incansablemente ni de conseguir logros extraordinarios, para ellos es importante mantener el centro de las recompensas de su cerebro completamente activo para que las endorfinas (hormonas de la felicidad) se mantengan corriendo por su cuerpo.
Al llegar al momento de nuestro retiro lo importante es ser autosuficientes y no tener preocupaciones financieras. Con el ingreso mensual debemos cubrir nuestros egresos y tener un superávit para imprevistos y así seguir construyendo el futuro. La autorrealización pasa a tener menos ambiciones y el estar estables en nuestra vida es lo principal. La necesidad de sentirnos autorrealizados se debe cubrir con el hecho de que hicimos casi todo bien con relación a nuestras finanzas y al llegar nuestro momento cumbre estamos cubiertos y con sobrantes… somos libres financieramente.
Claro, unos no se retiran nunca por el deseo de seguir triunfando, no ven la posibilidad de un retiro tranquilo… la felicidad está en seguir consiguiendo logros. Otros no se retiran por otros miedos. Y algunos no se retiran porque no les es posible con la vida financiera que llevaron, sin criar gallinas que les alimentarán sin necesidad de tener que salir a trabajar, como explico por extenso en mi libro Arco Iris Financiero.
El principal miedo al momento del retiro es no tener los ingresos suficientes para mantener el hogar con la misma calidad de vida. Si hemos invertido todos nuestros ingresos en aumentar nuestra calidad de vida será muy difícil seguir aumentándola sin ingresos mayores cada año. Es más, no será posible ni siquiera mantenerla si no hemos logrado fuentes de ingresos pasivos, aquellos que nos ponen dinero en el bolsillo sin tener que trabajar… en mi filosofía, mis gallinas.
¿Ya pensó en cómo se mantendrá los últimos 30 o 40 años de su vida? Sí, al retirarnos por mayoría de edad posiblemente tendremos cuarenta años para disfrutar del mejor tiempo, donde se tiene tiempo… lo importante es tener el dinero, así no hay que sólo sobrevivir.
Casi nunca es tarde para trazar un buen plan. Quizá tendrá que vender algunas cosas y convertirlas en gallinas. O tal vez tiene tiempo para crear un capital a través del ahorro y con él comprar gallinas y criarlas para que le pongan dinero en el bolsillo a la hora de retirarse. O tendrá que correr a buscar fuentes alternativas de ingresos; como aprender a vender para hacer un negocio, quizá hacer canciones o escribir libros que le generarán ingresos perennes.
FRASE DE LA SEMANA
“La peor decisión es no tomar decisión alguna.”
Diego A. Sosa
Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *