¿LE FALTA DINERO O LE SOBRA MES?

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

¿LE FALTA DINERO O LE SOBRA MES?

Faltan unos días para cobrar y la cuenta bancaria está vacía. Las tarjetas de crédito están al borde. Buscamos en la cartera, todos los bolsillos y donde quiera que pueda aparecer algo con lo que podamos llegar al día de cobros. ¿Será que los meses son demasiado largos? Es posible, pero la solución no será una solicitud divina para que acorten los meses.

Muchos me dicen en mis seminarios de Inteligencia Financiera Personal que la sociedad nos lleva por el camino del gasto. ¿Somos parte de la sociedad?

Cuando sobra mes, por lo regular, las personas echan mano a las tarjetas de crédito para utilizarlas como medio de financiamiento. Comienzan a posponer el dolor del pago y a vivir el disfrute de lo adquirido. Algunas semanas más tarde llega el dolor y con él una ligera tensión en la espalda alta. Es momento de buscar el dinero de pagar las tarjetas. Ya cobramos, es un alivio. Calculamos y nos damos cuenta que si pagamos el monto total que adeudamos a la tarjeta, el mes crecerá tan velozmente como la nariz de Pinocho.

Lo peor del caso es cuando vemos lo adquirido con el dinero de la deuda. En la mayoría de los casos fueron cosas que no necesitábamos, otras ni siquiera cubrían necesidades y algunas fueron para un disfrute que supuestamente hacía crecer nuestra calidad de vida… calidad de vida que se ve deteriorada al momento de no poder hacerle frente a los compromisos de pago asumidos. ¿Fue una mejoría real en la calidad de vida?

Decidimos abonar algo al saldo para sentir que el mes es más corto… sólo sentirlo. Hemos cometido uno de los grandes pecados de la salud financiera, pasamos a utilizar la tarjeta de crédito como medio de financiamiento y no como medio de pago: craso error.

“Los bancos son unos ladrones”, gritaremos. La realidad es que las reglas están claras y nosotros somos los que tomamos la decisión de utilizar las herramientas a nuestras manos para construir o destruir. Si ya está en esta situación, lo ideal es que busque un financiamiento más adecuado a su situación. Pregunte en su institución financiera por las posibilidades de financiamiento antes que caiga en un punto difícil de recuperarse.

Para alargar el mes hay que tener dogmas claros:

· Adquirir lo que podemos pagar.

· Pagar con el dinero que ya nos ganamos. Hará el mes más corto… y si sacamos la porción del ahorro antes de comenzar a gastar, el mes será muy corto.

· No comprar nada que no cubra una necesidad. Muchos vendedores son especialistas en creación de necesidades, no les haga caso. El vendedor que no le demuestre que usted realmente tiene una necesidad no debe quedarse con su dinero.

En el segundo color, el rojo, de mi libro Arco Iris Financiero demuestro cómo las deudas surgen de pasajes superfluos de supuesta mejoría y cómo son las principales causantes de estrés en nuestras vidas.

FRASE DE LA SEMANA
“Gastar lo que aún no me he ganado reducirá mi poder adquisitivo y a la larga disminuirá mi calidad de vida”.
Diego A. Sosa
Consultor, Coach, Conferencista y Escritor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *