NO TE OLVIDES DE SER CON TAL DE TENER

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

Tener se logra con dinero. Muchas veces el nuestro, en otras ocasiones el que nos prestan. ¿Somos lo que tenemos? Luchamos por conseguir bienes, y nos llegamos a medir por la cantidad que poseemos. ¿Qué es lo importante en la vida?

Si alguien pregunta “¿Quién eres?”, podríamos expresar muchas cosas… por lo regular, respondemos enumerando logros y adquisiciones. “Ese es fulanito, el hijo de mengano, es doctor, posee un auto de lujo y tiene una casa en tal lugar…” Pero: ¿Quién es él en realidad?

Una carrera por tener se desata desde que nacemos. Nuestros padres nos quieren vestir con lo mejor que puedan adquirir; por un lado, para mostrar un estado económico (real o no), y por otro, para competir con los demás.

Nuestra cuna debe ser símbolo de bonanza. Nuestro primer cumpleaños suele demostrar muchos complejos de inferioridad. Las fotos deben servir de prueba de lo bien que nacimos. Seguimos nuestra vida de demostraciones con nuestra temprana entrada a centros de estudios (o sala de juegos). Colegios, cumpleaños, vestimenta, clubes sociales, vacaciones y todo lo que pueda demostrar… lo que tenemos domina nuestro entorno. Una vida cargada de lo que tenemos y pocas veces nos hacen entender lo que somos en realidad.

Darle más importancia al tener que al ser es una de las vías más rápidas para caer en las deudas o para no lograr ahorros; ambas destruyen una posible felicidad y libertad financiera. Nos concentramos en obtener logros que muestren un estatus, eso tiene un costo. Por lo general, no podemos esperar a lograr ese supuesto bienestar y nos apresuramos a vivir el futuro por adelantado. Tomamos un préstamo o pasamos la tarjeta de crédito sin la certeza de cómo pagaremos. El resultado no se hace esperar…

Cuando nuestra vida se basa en el tener, nuestro ahorro queda relegado a un lejano lugar en nuestras prioridades. Pensamos que si sobrara algo podríamos ahorrar. La realidad es que no se ahorra de lo que sobra, sino de lo que entra. Es que nunca sobra, pero casi siempre entra.

Algunos me dicen que la sociedad no permite vivir de otra manera. “Todos influyen en uno para que compitamos, de lo contrario, quedamos relegados de la sociedad”. He visto cantidad de personas que siguen en la sociedad y hasta socializan más que los que han basado su vida en el tener. Socializan cuando quieren, como quieren y con quien quieren, en vez de entregarles esas tres opciones a los demás.

Le aseguro que siempre tendremos más necesidades de las que podemos cubrir. El truco es cubrir menos de las que la sociedad nos quiere imponer y un día tendrá más necesidades cubiertas de las que nunca soñó tener.

En mi libro Arco Iris Financiero desarrollo el tema, tomando las gallinas ponedoras y los caballos de paso fino como analogía. Las bípedas ponen huevos que producen dinero o más gallinas. Los caballos utilizados para el placer nos sacan dinero del bolsillo. No es que no tenga placeres, lo que le sugiero es que no deje de tener gallinas.

FRASE DE LA SEMANA
“Si perdiera lo que tengo sólo me quedaría: lo que poseo en mi cabeza y los que tengo en mi corazón.”
Diego A. Sosa
Coach, Consultor, Escritor y Conferencista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *