RELACIONES EN EL TRABAJO

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment

¿Dónde está la frontera? En los trabajos se dan dos tipos de relaciones; la personal y la profesional. Por lo regular tenemos problemas con la persona, pero esas dificultades nacen de la relación con el profesional. Aunque también hay problemas del tipo contrario, cuando la relación personal se pasa a la vida con el profesional.
Tratar de trabajar todo el día con una persona y sólo tratarla en el nivel profesional es un desperdicio de recursos, nunca se dará la química y estaremos todo el día sólo trabajando sin estar viviendo. Y es que las relaciones humanas nos hacen vivir, mientras que el trabajo como robot nos quita vida… nos hace odiar los lunes.
Es recomendable conocer personalmente a los compañeros de trabajo, saber qué les gusta, saber si tienen familia, si están bien, si tienen algún problema. Al conocernos podemos llevar un día mucho más ameno, lleno de la persona, ayudando cuando es necesario, dándole un espaldarazo cuando sea el momento indicado.
Lo complicado es encontrar la frontera, ya que podemos confundir los roles, y aquí quiero referirme al caso contrario, cuando no se diferencia entre lo que es la relación profesional y la personal. Incluyo a los familiares, amigos y relacionados sentimentales.
Casos que ameritan cuidado especial son los que derivan de jerarquías personales idénticas (por ejemplo amigos o parejas) pero que en el trabajo tienen diferente jerarquía. Lo que debemos tener en cuenta es que en la oficina la jerarquía es profesional, tenemos que respetar esa jerarquía a como de lugar, no mezclar la relación… de lo contrario la empresa no funcionará como es debido y terminará habiendo un problema personal.
Lo mismo vale para el que está por encima en la empresa, no puede confundir la relación personal con la profesional. Ser jefe no puede llevar un conflicto personal. Sé lo difícil que es separar los roles, pero, más difícil es mantener las dos relaciones en el peor de los estados… ¡no vale la pena!
Muchas empresas prefieren no tener familiares ni parejas trabajando en el mismo departamento, otras hasta prohíben las relaciones de pareja dentro de la misma empresa… y es que pocos pueden llevar una relación profesional armoniosa y separada de la relación de la casa. Uno no quisiera ser tan tajante, pero la realidad es que los problemas de la casa se terminan llevando a la oficina y viceversa.
En resumen; sugiero que conozcamos a nivel personal a nuestros compañeros de trabajo, esto no quiere decir que tenga una amistad, pero sí que sepa qué le molesta y qué le agrada… al final de cuentas pasamos más tiempo con ellos que con nuestra propia familia y mejores amigos. De la mima forma, sugiero que si trabaja con familiares, amigos o parientes, separe los roles y le dedique a cada uno su tiempo y sus emociones, respetando las jerarquías y no mezclándolas para evitar dañar ambas.

Nos vemos la próxima semana

© Ing. Diego A. Sosa. Escritor, Conferencista, Consultor, Coach y Facilitador de Empresas y Profesionales. Owner Mercurio Entrenamiento y Consultorías S. A.

e-mail: Diego@DiegoSosa.info
WEB: www.DiegoSosa.info

FRASE DE LA SEMANA
“Relacionarse con los demás lleva tiempo; no relacionarse es perder el tiempo”.
Diego A. Sosa
Escritor y Conferencista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *