DAR MUCHO PARA QUEDARME CON MÁS

Diego SosaUncategorized1 Comment

La tragedia de Haití a conmovido al mundo y por todos lados se hacen colectas para ayudar a las víctimas del terremoto. Aquí en Alemania me encuentro con niños en las ferias vendiendo lo que no necesitan o hasta galletitas, para recolectar. La gente ha dado lo que ha considerado, mientras otros han dado más de lo que han podido. Muchas veces nos preguntamos dónde irá a parar esa ayuda y sí realmente resolverá algo a alguien. La verdad es que sabemos que cualquier ayuda que logre llegar a las manos precisas será grande por pequeña que parezca.

Es mucho lo que se ha debatido sobre el tema, no es mi intención introducirme en él, pero como punto de partida es importante que entendamos que Haití pasa por esta catástrofe que no es natural, es humana. La naturaleza no se venga, la humanidad construye en lugares donde no debe o de la forma que no debe. Los movimientos de las placas tectónicas nos han dado las islas y los continentes, sus bellezas naturales y sus riquezas.
Quiero decir que Haití seguirá siendo un país demasiado pobre si lo que se da no se canaliza para proyectos de futuro sostenido. Lo que le damos no debe ser sólo cosas que los ayuden a pasar esta tragedia, necesitamos darle conocimientos para que aprovechen sus recursos. Necesitamos darles apoyo para que logren vivir y dejen de sobrevivir.

Si repartimos el pan nos quedaremos con la mitad, pero si le enseñamos a hacer pan, nos quedamos con lo que tenemos, le damos lo que tenemos y multiplicamos para todos. Sólo el conocimiento podrá sacar a ese empobrecido país de esa miseria que vive desde antes de llegar ese movimiento natural. Los recursos que se les entreguen para reconstruir el país se quedarán en pocas manos, en administración, en amigos de los que los reciben. Si por otro lado les hacemos la infraestructura, los recursos serán recibidos por países ricos que le venderán todos los insumos, emplearán mano de obra barata y dejarán el problema del terremoto atrás, pero la miseria seguirá rondando ese espacio privilegiado de tierra enclavado en medio del paraíso.

Para terminar, le planteo la misma teoría pero inversa… si usted quiere más, aproveche lo que muchos le están regalando o vendiendo a muy bajo precio, el conocimiento. Sí, hay mucho conocimiento dispersado en la red, plasmado en libros, impartido en cursos. Hoy no hay disculpas para uno ser muy ignorante, recoja esos conocimientos, intégrelos en su diario vivir y cada día podrá ignorar menos cosas.

Los conocimientos que usted tenga, podrá regalarlos, con eso aprenderá más porque ellos estarán más frescos en su mente, ayudará a otros al darles lo que ellos no tienen… por lo que esa es una ecuación perfecta.

FRASE DE LA SEMANA
“Regalar conocimiento me deja con más de lo que tengo”
Diego Sosa

One Comment on “DAR MUCHO PARA QUEDARME CON MÁS”

  1. Gracias.

    Perfectamente de acuerdo contigo.

    Empiezo por el final y comparto plenamente lo que indicas sobre aprender y
    dar. Quien más recibe en este caso es quien más da.

    Sobre el caso de Haití es muy difícil. De un lado creo que ellos tienen muy
    poca probabilidad de salir adelantes solos. Es como quien perdido, no
    encuentra el camino que está en frente de él.

    En cuanto al interés internacional, solo una nación tiene un gran reto
    frente a Haití: República Dominicana, para todos los demás países es un
    problema muy lejano que ayudar o no ayudar no les impacta mucho.

    En cambio pera nosotros es de AYUDA O CAMBIO RADICAL. Si nosotros no
    contribuimos a que Haití despegue y se haga una nación donde se vive y no se
    sobrevive, terminaremos asimilándolos a nuestro propio pueblo, o más aún a
    que ellos nos asimilen a su cultura como un pueblo más puro, con menos
    influencias culturales externas por su propia condición de indigencia.

    De hecho, pienso que ese proceso de integración es irreversible y ya empezó
    hace bastante tiempo, pues no veo forma posible de recoger 1,000,000 o
    1,500,000 ciudadanos haitianos que viven en RD y regresarlos a su país, y
    mucho menos en las circunstancias actuales.

    Te repito, creo que el proceso de integración de las dos naciones empezó y
    es irreversible.

    En cuanto a lo que podemos hacer, requiere de mucha voluntad política y
    sobre todo de CONTINUIDAD DE ESTADO, algo que nosotros desconocemos
    completamente. Implicaría programarnos en función de la realidad que es
    Haití para RD.

    Soy de los que creen que nuestro destino está ligado indisolublemente al de
    Haití. Esto deberíamos entenderlo y actuar en consecuencia. Puede ser para
    bien o para mal. Ahora mismo, con la necesidad de reconstruir Haití, de
    sacarlo del estado de postración en que ha estado por mucho tiempo, nosotros
    podemos ser protagonistas y obtener beneficios directos e indirectos.

    Dentro de las cosas que creo debemos empezar a hacer están:

    1. Crear una secretaria de Estado para las relaciones con Haití, de forma
    que se de continuidad a esa relación independientemente de quien gobierne
    aquí o allá. Tendría una representación en cada embajada de RD en el mundo
    para abogar por Haití y para defender nuestro trabajo en favor de ellos,
    pues nadie les ayuda más que nosotros, y sin embargo nadie en el mundo,
    excepto Francia, parecería ser más responsable del sufrimiento de los
    Haitianos.

    2. Enseñar CREOLE en nuestras universidades para profesionales como MEDICOS,
    ODONTOLOGOS, ENFERMERÍA, CIENCIAS AGRICOLAS, INGENIERÍAS, etc., pues todos
    los profesionales de estas áreas podrían ayudar enormemente en el desarrollo
    de Haití.

    3. Crear escuelas especializadas para formación de ciudadanos de Haití en
    carreras técnicas especificas, que puedan contribuir luego a propagar este
    conocimiento en su propio país.

    4. Crear programas de apoyo a actividades vitales como la reforestación
    (tenemos varias escuelas en RD), etc., que puedan ayudar en el cambio que
    requiere Haití.

    Etc., etc.,

    Estas son unas pocas ideas que pienso podemos aplicar. No sé si tengo o no
    la razón, lo que si se es que tenemos que actuar.

    Saludos.

    Lic. Plácido Rosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *