¿SON LOS VARONES AGRESIVOS?

Diego SosaUncategorizedLeave a Comment


Al sobrino de una amiga lo han llevado ante una jueza en los Estados Unidos porque estaba pintando bombas en el aula. En la escuela hubo evacuación, batallón antibombas y demás espectacularidades de lugar. Luego al niño lo declararon un caso de la justicia. ¿Es paranoia?
Sé que en ese país han pasado momentos muy difíciles con relación al terrorismo y viven en alerta casi constante. Pero me pregunto si es tan difícil la vida para un niño que crece en el mundo que hemos creado, el que nos rodea, el que nos venden en cada esquina y hasta dentro de nuestras casas.
Voy un poco a la historia: Los hombres salíamos a cazar desde que podíamos y nos pasamos cuatro y medio millones de años haciéndolo. Nuestro cerebro quedó programado para la caza y la lucha… lamentablemente no hemos evolucionado lo suficiente para que los niños nazcan sin ese espíritu que antes era de conservación.
Hoy el hombre ha creado deportes que buscan imitar lo que era la caza, la lucha y hasta la guerra. Esos deportes son muy sanos y llevan a que uno mantenga ese estímulo en nuestro cerebro y hasta que evolucionemos en esta nueva realidad. Pero otras actividades no son tan sanas.
Si dejáramos a un grupo de bebés en una isla desierta, al crecer un poco, las niñas jugarían a ser las madres y atender la casa, mientras que los niños jugarían a cazar, la pelota y todo lo que le lleve a actividad física de cálculo de movimientos y destrezas mecánicas.
Los EE. UU. están en guerra, mandan a sus jóvenes a pelear, les enseñan el arte de defender su país y la paz mundial… lamentablemente es a base de balas y explosiones. Dice Arjona que en ese país nórdico “a los 18 eres un niño para un trago en un bar, pero todo un hombre pa´ la guerra y pa´ matar”. Y cuando un niño es dinámico lo declaran con síndrome de deficiencia de atención y lo llenan de fármacos convirtiéndolo en lo que no es, un niño pasivo, para que sus padres puedan vivir más tranquilos.
Los varones están programados para la lucha, lo único que la de hoy debería ser otra diferente a la que nos están pasando en la televisión, en los juegos de computadora y consolas, la que traen hasta los teléfonos móviles. Los varones somos más agresivos desde la formación, nuestro cóctel de hormonas nos prepara para la lucha… llegará el día que habremos evolucionado y terminaremos con esa necesidad que en nuestra sociedad ya no es necesaria. La lucha de hoy se da a otro nivel, el intelectual; preparemos nuestros jóvenes para esa batalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *